Argentina se inclina ante EE.UU y arresta avión venezolano

Desde el 6 de junio, el avión de carga de Emtrasur, filial de la aerolínea venezolana Conviasa, modelo Boeing 747-300, se encuentra detenido en Argentina. El avión de carga ingresó al país con diecinueve (19) tripulantes venezolanos y cinco (5) iraníes, y desde entonces fue usurpado con su tripulación.

Como es habitual, detrás de la acción contra Venezuela está los Estados Unidos, cuya infundada acusación es que en la aeronave viajaban miembros de la Guardia Revolucionaria iraní, declarados terroristas por EE.UU. Porque en 2020, durante la administración Trump, caracterizó a la Guardia Revolucionaria iraní como una organización terrorista. Sin embargo, Interpol, que en teoría tendría jurisdicción para ordenar un arresto internacional, no tiene cargos contra ningún tripulante.

Estados Unidos quiere robar el avión de Venezuela y, para eso, utiliza la justicia argentina. Por otro lado, el gobierno de Alberto Fernández guarda silencio y se inclina ante los deseos de Estados Unidos, mostrando que es cómplice o estás de acuerdo con este crimen.

Esta aeronave venezolana es la más moderna y eficiente de Venezuela para el transporte de carga. Durante la pandemia, fue fundamental para llevar vacunas, respiradores y medicamentos a Venezuela, además de servir para enviar ayuda humanitaria a otros países de África y América Latina. Recientemente, Venezuela tuvo dificultades para ayudar a Cuba a combatir el incendio en la refinería de Matanzas por eso. Este robo es parte de la guerra económica de EE.UU. hacia Venezuela a través de sanciones unilaterales e ilegales.

Las autoridades argentinas emitirán declaraciones incongruentes e infundadas, típicamente “lavajatistas”, (referencia a la Operación Lava-Jato de Brasil, ya que no hay prueba) en la prensa. De la misma forma, la justicia argentina no escrutó a los tripulantes, privándolos de su derecho a la defensa y la presunción de inocencia.

La justicia argentina instigó titulares en los medios, señalando textualmente las palabras “terrorismo”, “espionaje”, “sospechoso” y “dudas” sobre el avión y su tripulación. El juez de la causa aludió a los atentados terroristas contra la Embajada de Israel en su país en la década de 1990, creando un vínculo narrativo entre estos hechos y el presente.

En este momento, luego de verificar los números telefónicos de la aeronave y de la tripulación y analizar los datos y nombres de los tripulantes, ninguna de las entidades policiales argentinas presentó indicios o actividades criminales.

La embajada de Israel ha activado voceros diplomáticos en Argentina y no en Paraguay, indicando su posición a favor de detener el avión por haber volado previamente bajo bandera iraní.

El presidente Alberto Fernández aún no se pronuncia sobre el caso para reparar esta injusticia contra Venezuela y la República de Irán. Este caso es un síntoma más de la subordinación de la izquierda color de rosa al imperialismo en América Latina.

Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s